Home

Diario YA


 

La era digital sigue en pleno desarrollo, especialmente después de un año tan duro como fue el 2020

¿Qué es SASE y por qué está en boca de todo el mundo?

El auge de las nuevas tecnologías ha permitido cambiar el mundo que conocíamos y ahora existen nuevas modalidades como el trabajo remoto, el acceso de datos en cloud y el uso de dispositivos inteligentes en cada área de trabajo.
Todo esto ha abierto la puerta a SASE, una nueva arquitectura de red que está en boca de todo el mundo.

¿Qué es el SASE?
Secure Access Service Edge (SASE) es una arquitectura de red muy prometedora. Se aplica a redes de área amplia, combinando capacidades de VPN y SD-WAN con funciones de ciberseguridad. Las funcionalidades del SASE se puede gestionar e implementar desde la nube, depende del usuario.  
Con SASE se obtienen muchos beneficios para la infraestructura de tecnología de información de cualquier empresa. Por ello, su popularidad ha crecido sustancialmente.

Ventajas de SASE
Desde su implementación, SASE ha demostrado ser una arquitectura muy bien planificada con enormes beneficios para la era digital que estamos presenciando.
Esta arquitectura de red figura como una herramienta que magnifica la seguridad de la infraestructura IT y simplifica notablemente algunos procesos clave. Entre las ventajas de la arquitectura SASE, encontramos:
•    Acceso seguro. El principal objetivo de esta arquitectura de red es proporcionar un acceso seguro a la red, los datos y las aplicaciones comprometidas a la misma. Todo esto, sin importar los dispositivos o la ubicación desde donde el usuario acceda a ella.
•    Brinda flexibilidad. Sin importar la ubicación geográfica del usuario, puede acceder casi de inmediato a la red o la nube empresarial.
•    Genera un ahorro. Se reduces los gastos con respecto a la tradicional infraestructura IT, ya que el servicio es brindado directamente desde la nube. 
•    Mejora el rendimiento de la red. La arquitectura SASE garantiza baja latencia, alta disponibilidad y capacidad a la red global. De esta manera, también mejora el rendimiento y acceso a los recursos de Internet.
•    Protección ante amenazas. Debido a sus cualidades de ciberseguridad, SASE protege la red ante amenazas y ataques como el pishing en la nube o el malware.
•    Protección de datos. Los datos siempre están protegidos con SASE sin importar donde vayan o si es una nube pública.
•    Aumenta la efectividad del personal de seguridad. Al ser una arquitectura centralizada a través de un proveedor, disminuyen los altos niveles de personal requeridos y aumentan la efectividad de estos.

Casos de uso de SASE
•    Profesionales que requieran acceso a los recursos corporativos, pero que se encuentren conectados a WiFi públicas.
•    El uso compartido de oficinas. En este tipo de casos, SASE adapta los permisos según el contexto de cada usuario.
•    Usuario que trabajan desde casa y que comparten ordenadores u otros dispositivos con miembros del hogar. Por suerte, la arquitectura de red puede controlar el acceso a los recursos y aplicaciones corporativas.
•    Grupos de trabajo que requieran permisos temporales adaptados a ciertas políticas.
 Y muchos otros usos que garanticen la protección y la optimización de la red. Se puede emplear en un sinfín de casos para aumentar la productividad del equipo y resguardar los datos corporativos ante cualquier posible amenaza.