Home

Diario YA


 

Abogados de divorcio: cómo evitar que te arruinen

En España, varios cientos de miles de parejas se divorcian al año. Para este proceso, lo más indicado es contratar abogados de divorcio para lograr acuerdos que convengan a ambas partes, y que en el proceso no te quedes en la ruina.
Si bien no todas las separaciones se hacen en buenos términos, sin duda poder comunicarse es esencial para poder gestionar racionalmente la repartición de bienes
y poder tomar las decisiones más acertadas.
Por eso, lo más conveniente es comenzar un proceso de divorcio cuando las aguas estén tranquilas y los resentimientos se hayan calmado.
Por ser un procedimiento que involucra sentimientos y (todo hay que decirlo) negocios, en el sentido de que la sociedad conyugal crece, invierte y gana dinero en el transcurso de los años (compras de casa, coches, hipotecas, empresas en común, etc.), se hace imperativo contar con abogados de divorcio que medien en pro de los intereses de cada uno.
Los abogados de divorcio ayudarán a que los matrimonios se disuelvan por divorcio de una forma menos traumática que por lo contencioso.

La hipoteca
Es natural que una pareja hipoteque en conjunto su vivienda. Nadie se casa pensando que va a terminar divorciándose. Cuando ocurre el divorcio, la solución más lógica y rápida es vender el inmueble y utilizar el dinero para cancelar la deuda bancaria.
Pero se presentan situaciones en que uno de los cónyuges se niega a la venta y quiere seguir viviendo en ella; esto es más complicado, ya que el banco no estará dispuesto a aceptar perder uno de los titulares de la hipoteca porque se pierde un garante de pago.
La solución a esto es modificar las condiciones, y el banco solo aceptará si el titular que queda tiene un perfil económico elevado y puede hacer frente a las cuotas, o si se le ofrecen otras garantías adicionales.

Ahorro en los trámites
Los abogados de divorcio son indispensables en un proceso de separación. Sin embargo, si la pareja no logra ponerse de acuerdo, se requieren abogados de divorcio para ambas partes.
Esto incrementa en aproximadamente 1.000 euros el coste del proceso. Existen modalidades exprés tramitados online, que pueden llegar a costar apenas 100. Los de mutuo acuerdo, cuestan más o menos 1.000

La mejor opción: mutuo acuerdo
Nadie pide que siga existiendo entre una pareja que rompe una relación cordial. Pero al menos sí que haya civilidad y raciocinio. Sin embargo, sabemos que cuando los sentimientos se mezclan las personas son incapaces muchas veces de pensar con claridad.
Esto es especialmente importante cuando hay niños de por medio y bienes en común. Cuando se trata de un divorcio de mutuo acuerdo, como ya vimos, no se necesitan dos abogados de divorcio, sino uno, que se encargará de la partición de los bienes conyugales.
Los bienes conyugales son todo aquello que la sociedad conyugal ha obtenido durante el tiempo en que el matrimonio está en pie. Una vez que se ha decidido el divorcio, lo mejor es no prolongar el proceso, que no solo será costoso en términos materiales sino emocionales y psicológicos.
Además, cuanto más se tarde el procedimiento, más probabilidades hay de que renazcan los resentimientos. Esto favorecería reacciones y acciones “de venganza”, y los que sufren más son, por desgracia, los hijos. Y las finanzas.
Si lo que deseas es gastar lo menos posible en un proceso de divorcio, lo más conveniente es compartir un abogado y que él se encargue de los procedimientos estándares, vender lo que se pueda vender, pagar las deudas financieras y repartirse lo que queda.

Si necesitas encontrar de manera gratuita un abogado de cualquier especialidad puede buscarlo
www.donletrado.es, el directorio de abogados más importante de España.