Home

Diario YA


 

Tres pasos claves para vender una vivienda rápido

Vender una vivienda puede resultar una experiencia estresante o sencilla dependiendo de cuánto se tarde en conseguir la venta.
Por norma general, la media por los canales habituales que pasan por publicar un anuncio en alguna plataforma online, darle la vivienda a una inmobiliaria o poner el cartel clásico, está entre 10-14 meses para conseguir cerrar la venta.
Y, entre medias, tasaciones, visitas y negociaciones.
Hay tres claves para avanzar en todo esto. Para empezar, actualmente existe la posibilidad de tasar la vivienda online, lo que ahorra tiempo y esfuerzo.
Este paso es vital para conocer el precio real del mercado y no patinar demasiado a la hora de valorar la venta. Por norma general, el vendedor busca el precio más alto y el comprador el más bajo, pero ambos saben, en realidad, dónde está el punto de encuentro lógico.
En las tasaciones online lo que se permite es, teniendo en cuenta la zona, metros y distribución, hacer una valoración en precio por el metro cuadrado. Eso deja a un lado las reformas porque no se sabe si quien entra querrá hacer otra distribución, los recuerdos y, otros muchos parámetros subjetivos que tiene el vendedor.
En segundo lugar, agendar las visitas no siempre es sencillo si se sigue viviendo en la casa que se quiere vender. Este suele ser el primer engorro que hace que muchos clientes acaben claudicando o alargando la venta.
Finalmente, habría que comenzar con el regateo habitual en este tipo de transacciones hasta que se llega a un acuerdo común de compraventa por un importe que satisfaga a ambas partes.
Todo esto se puede agilizar al máximo si se apuesta por la innovación del sector a través de propuestas como la que propone Casavo, que se basa en que ellos mismos hacen la tasación y, en cuestión de días, ofertan un precio acorde con la misma para poder, en menos de treinta días, dar por cerrado el acuerdo y citarse en notaría para formalizar la compra del inmueble.
Tan solo incluyendo cierta información en la web se puede comenzar el proceso que acorta todos los plazos. “En realidad a nosotros nos interesa comprar rápido para luego poder comenzar las reformas y volver a sacar la vivienda al mercado. De ahí que busquemos siempre un trato que sea interesante para el vendedor y que le ayude a agilizar un proceso que, de otra forma, puede no tener fin” explican.