Home

Diario YA


 

"los derechos fundamentales no saben de papeles", dice

AI exige que la crisis no sea una excusa para admitir rebajas en los derechos de los inmigrantes

Redacción Madrid. 16 de marzo.

Bajo el lema "Los derechos de los inmigrantes no admiten rebajas", Amnistía Internacional (AI) denunció hoy la amenaza que supondrá para la población extranjera las próximas reformas de las Leyes de Asilo, Extranjería y el Código Penal. Del mismo modo, la ONG exigió al Gobierno que no tome como excusa la actual crisis económica para admitir "rebajas" en los derechos de los inmigrantes.

"Hay que recordar que los derechos fundamentales no saben de papeles y no están de oferta", denunció la presidenta de AI, Itziar Ruiz-Giménez, en un acto simbólico organizado por la ONG ante el Congreso de los Diputados de Madrid en el que varios inmigrantes portaron pancartas en donde se podía leer: "Derechos humanos en rebajas", "Derecho a no ser discriminado" o "Derecho a no ser detenido arbitrariamente".

La presidenta de AI quiso hacer especial hincapié en los peligros que puede padecer la población extranjera en el actual contexto de recesión. Según Ruiz-Giménez, los problemas económicos pueden generar una "percepción pública negativa" de los inmigrantes. Y, por tanto, hacerles más vulnerables ante la discriminación, el racismo, la xenofobia, así como motivar reformas legislativas que "únicamente supongan un mayor control migratorio" y recorten su derechos fundamentales.

Con respecto a las modificaciones legislativas, la ONG considera que España pondrá en "peligro de extinción" el derecho de asilo de aquellas personas que en cuyo país hayan visto violados sus derechos. "España está a la cola de Europa de acoger a aquellos que han visto vulnerados sus derechos", afirmó Ruiz-Giménez. Según los datos de la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) el número total de solicitantes de asilo fue de 4.516 en 2008, la cifra más baja del periodo 2001-2008, lo que supone una caída de 3.146 solicitantes respecto al año anterior.

En lo relativo a la próxima Ley de Extranjería, cuyo anteproyecto fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 19 de diciembre, AI mostró especial preocupación en lo relativo a los límites en torno a la reagrupación familiar, que supone, según su criterio, una vulneración del derecho de unidad familiar. Del mismo modo, denunció el aumento del periodo de internamiento de los inmigrantes con una orden de expulsión.

"Queremos que sea una medida proporcional, que no sea para todos igual, y que siga los estándares internacionales", expuso Ruiz- Giménez.

Además, y en lo que respecta a los menores inmigrantes no acompañados, AI rechazó de nuevo las políticas de expulsión de los niños, así como la violación de los derechos internacionales en cuanto a la detención de menores. En este sentido, y refiriéndose a los supuestos "cupos" que posee la Policía para detener a inmigrantes sin permisos de residencia, Ruiz-Giménez, que ya ha iniciado entrevistas con varios parlamentarios para denunciar esta situación, calificó de "muy preocupante" que se estén adoptando "criterios raciales" a la hora de efectuar los controles de identidad. "Nos preocupa enormemente que se asocie la seguridad con determinadas nacionalidades, porque esto puede aumentar los niveles de racismo", sentenció.
 

Etiquetas:crisisinmigración