Home

Diario YA


 

El indulto no será el Bálsamo de Fierabrás. Ni siquiera garantiza el apoyo de ERC de las cuentas. ¿Ingenuos o colaboradores necesarios?

Indultos ingenuos

Luis Losada Pescador

Tras la humillación secesionista llega el ‘no es eso, no es eso’. La ministra portavoz, María Jesús Montero, apela a que la Mesa de Diálogo “supere la fase de desideratum y posiciones extremas y avance en términos de viabilidad”. Tanto como pedirle responsabilidad a un adolescente.

El gobierno tratando de contentar a quien no se quiere contentar. No sólo no agradecen la gracia. Ni siquiera la piden. Ni muestran un atisbo de arrepentimiento como dijo el Supremo. Y más: anuncian que lo volverán a hacer y que los indultos son una muestra de la debilidad del Estado.

Tienen razón. Y una vez que el Estado se muestra débil, lo lógico es ir a por más: el monedero está abierto. Los secesionistas piden también perdón para los 3000 CDR encausados por actos de violencia. Y Otegui pide el indulto para sus presos etarras. Ha estallado la verbena del perdón. Un festival.

Sánchez el Guapo ha forzado a todo el PSOE -salvo Page el Digno- a decir que los círculos son cuadrados. Pero ahora empieza a dudar de su decisión. La humillación ha sido máxima. No se puede decir que llueve cuando te orinan en la cara. Al menos, no a diario. Y ya empieza a cundir el pánico de que ERC -a pesar de todos los pesares- traicione. ¿Qué esperaba?, ¿lealtad de los desleales?, ¿es lógico reclamar peras al olmo?

Rufián pregunta a Sánchez qué hará ahora. O sea, ni atisbo de agradecimiento, lealtad, consenso, ‘buen rollo’. Sánchez, molesto, responde a la gallega: ¿Y uds, qué harán a partir de ahora? Se rompió el idilio. Quizás por eso la Abogacía del Estado no frena las actuaciones del Tribunal de Cuentas contra Junqueras y Mas-Colell por malversación de fondos públicos en el ‘procés’: podrían embargar sus cuentas personales, donde duele.

Pero siempre estará el PP para salvar al soldado Sánchez. Este jueves mostró consenso en las medidas necesarias para la recuperación. Aunque los fondos europeos se vayan a repartir sin garantías ni control alguno. Aunque el gobierno español haya demostrado la mayor inutilidad mundial en la gestión de la pandemia. Aunque Sánchez sea tan ‘bluf’ como su comité de expertos. Ahí está el PP para garantizar la ‘gobernabilidad’ y la ‘estabilidad’.

Ingenuidad episcopal

El pecado de ingenuidad no es exclusivo del gobierno. También los obispos españoles -ausentes en debates tan trascendentales como la eutanasia- han salido a respaldar los indultos con el argumento del “perdón” y la “misericordia”. Muy evangélico. Pero se les olvida el llamado evangélico a la Justicia y la Verdad. Y también que sin ley no hay convivencia posible.

Omella se terminó imponiendo y ha logrado la división de los pastores. ¿No habría sido más fácil permanecer callados como con la ley trans, el informe Matic, la criminalizacion de los provida o la ley de eutanasia?

El anzuelo del pescador

El Valle como comodín. Si todo falla, siempre quedará el Valle de los Caídos para sembrar división y confrontación. ‘Vende’ que podrán exhumar cuando su licencia no se lo permite. La batalla jurídica está servida. Pero lo importante es la propaganda. Doctrina Redondo.

Acoso a Hungría. El primer ministro holandés, Mark Rutte, espeta a su homólogo húngaro, Viktor Orban: “O compartes nuestros valores o te vas”. ¿Los valores europeos son promover la ideología de género en los menores?, ¿Europa está comprometida en violar la soberanía de los estados y las tradiciones culturales, morales y religiosas?

La AEB se queja. La publicación de los nombres de las entidades que abusaron de los créditos ICO ha levantado los ánimos de la AEB. Acusan desprestigio institucional. ¿Y el BBVA, que no realizó estas malas prácticas, qué opina de la posición de su patronal?

.