Home

Diario YA


 

LA RECONQUISTA SEGÚN ALFONSO X EL SABIO

Fidel García Martínez. El VIII centenario (1221-1284) del  nacimiento del rey más sabio Alfonso X, hijo del rey más santo y patrono de España Fernando III,  está pasando para la propaganda ofi-cialista  olvidado y centrada en lo que llaman pomposamente su memoria, que no es ni  democrática ni histórica. Ha tenido que ser en Los Cursos  de La Granda de Avilés, As-turias , donde se inicio la Reconquista,  donde se  haya recordado la importancia  para la cultura españala de este gran Rey, quien en su Primera Crónica General escribe corri-giendo a los postomodernos historiadores negacionistas, para lo que no existen los he-chos sino solo interpretaciones:


.“ Corrian cuatro años del señorío del infante Pelayo, que fue en la era  de sietecientos y cincuenta y cinco, cuando transcurría el año de la Encarnación en 717, estando toda  España oprimida por muchos males (…) Dios poderoso de todas las cosas, aunque airado contra España, no quiso olvidar su misericordia y acordándose de su merced   y quiso guardar  allí al infante Don Pelayo ante su presencia, así como una pequeña centella para que se levantase la lumbre en la tierra.  Este Don Pelayo  huyendo de Witiza se acogió en Cantabria y allí se amparó. Y cuando oyó que los cristianos estaban vencidos y toda su caballería perdida, tomó una hermana que tenía y fuese con ella para las Asturias porque alli en  la grandes  y estrechas montañas pudiese  guardar   alguna luz a la que se acogiese la cristiandad, porque los moros habían  ya conquista-do la mayor parte de España, como hemos escrito antes , de tal modo quebraron  el poder de los godos, que no tenía a nadie que los defendiese, sino unos pocos que per-manecían  en las Asturias y en Vizcaya y en Alava y Guipuzcoa, donde hay muy gran-des montañas y en los montes  de Navarra  y en Aragón. Y  a estos quiso Dios guardar para  luz de la Cristiandad y que sus siervos no pereciesen en toda España. Los moros pusieron sus alcaldes en cada lugar para imponer rentas e impuestos   a todos los  que trabajaban tierras, viñas , árboles que no querían destruir. Ese año Murió  Lotario rey de Francia, y reinó  después Carlos  el primero ,veinte años.