Home

Diario YA


 

datos de faconauto

Los concesionarios perderán 30.000 empleos en 2009

Redacción Madrid. 17 de marzo.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Antonio Romero-Haupold, advirtió hoy de se perderán al menos 30.000 puestos de trabajo en los puntos de venta de automóviles en España y señaló que el número de trabajadores en los concesionarios españoles no superará los 150.000. Además, la patronal de concesionarios urgió hoy al Gobierno a aprobar una ley de contratos de distribución que asegure la viabilidad de las pymes del sector.

Durante la inauguración del XVIII Congreso Nacional de la Distribución de Automoción, Romero-Haulpold incidió en la "grave" situación que atraviesa el sector de la automoción y abogó por "trabajar para recuperar la confianza del consumidor y medir el éxito no por el volumen sino por la rentabilidad". "Todo el esfuerzo que pueda hacer el Gobierno en este sector debe llegar a los clientes y centrarse en vender más coches, para poder seguir fabricando nuevos modelos", señaló.

El presidente de la patronal de concesionarios reiteró al Gobierno que cualquier plan de automoción que pretenda "acelerar la salida de la crisis" debe contemplar "ayudas directas a los compradores", como ya han hecho Francia, Alemania o Italia, y "vincular la concesión de ayudas a los bancos y financieras con la obligación de conceder créditos a los clientes que tengan un scoring determinado".

Romero-Hapauld recordó el "consenso" del sector para salir de la crisis, como quedó plasmado el pasado viernes en una rueda de prensa común en la que, junto a CEOE, reclamaron al Gobierno la puesta en marcha de las medidas propuestas.

El presidente de Faconauto subrayó que en el entorno económico actual de "recesión, falta de liquidez y de restricciones crediticias", los concesionarios "seguimos siendo las financieras de los fabricantes". "Financiamos los 'stocks' de productos con avales personales e hipotecas sobre nuestro patrimonio consolidado durante más de 30 años, para poder sobrevivir y llegar a 2010", explicó. A 31 de enero, el 'stock' en concesionarios superaba los 450.000 vehículos y las pólizas de crédito 'stock' de todos los concesionarios ascendían a 28,5 millones, según los datos de ASNEF.

El final no parece cercano y así lo constata 'El Observador del Automóvil 2009', presentado hoy por Cetelem en el mismo entorno, que señala que sólo un 2% de los españoles tiene intención de comprarse un coche a lo largo de 2009, frente al 21% de 2008, lo que no evitó que el número de vehículos por hogar se redujera hasta 1,5.

Faconauto, que se compone de 3.500 empresas, reiteró, además, la aprobación de una ley que regule los contratos de distribución, que "aporte seguridad jurídica y estabilidad en las relaciones comerciales entre fabricantes y distribuidores" , que "evite las situaciones de abuso, garantice el equilibrio contractual entre los operadores y fomente la competencia y la calidad en la prestación de servicios".

Para Faconauto, "la actual situación económica exige cumplimentar urgentemente el mandato de fecha 20 de marzo de 2007, aprobado por la Comisión de Industria y Comercio del Congreso de los Diputados de dotar a las empresas de la distribución de un régimen jurídico más seguro y justo enviando a las Cortes Generales un Proyecto de Ley de Contratos de Distribución".

Esta propuesta recibió el apoyo también del PP y CiU, cuyos portavoces de la Comisión de Economía del Parlamento del PP y CiU, Celso Delgado y Josep Sánchez i Llibre, respectivamente, también participaron en el Congreso de Faconauto. No así del diputado del PSOE, Félix Larrosa, pese a que estaba prevista, hecho que provocó la reprobación de los asistentes y de los propios diputados.

AYUDAS DIRECTAS

Tanto el PP como CiU coincidieron en insistir en la importancia de aprobar ayudas directas al sector de la automoción con el fin de fomentar la demanda, después de que el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, haya asegurado que estas iniciativas terminan en el Plan VIVE, el cual, según dijo el propio ministro la semana pasada en el Congreso, podría agotarse en julio.

Delgado incidió en que el PP está "en permanente contacto" con los concesionarios y lamentó que el PSOE haya rechazado en reiteradas ocasiones la propuesta no de ley de un nuevo Plan Prever. "Hemos asistido al boicot del Gobierno", agregó, pero la realidad es que el Ejecutivo "tiene perdido el rumbo en las políticas económicas".

Por su parte, Sánchez i Llibre consideró "indispensable" la recuperación del Plan Prever y aseguró que su partido volverá "a la carga" para buscar el "equilibrio". Asimismo, adelantó que el Gobierno ya ha puesto sobre la meda las "consideraciones" para procedr a una regulación de los contratos de distribución y anunció que CiU planteará la próxima semana al Ministerio de Economía o al Banco de España que el plazo para provisionar 'stocks' en el sector de la automoción sea de dos años.

En el acto intervino también, el presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Juan Iranzo, quien abogó por rebajar las cotizaciones sociales un 5% y subir el IVA un 2%, con lo que se devaluaría el euro. Asimismo, defendió la eliminación del impuesto de matriculación y consideró "fundamental" la flexibilidad laboral y la apertura a otros mercados como Iberoamérica y Africa. El Instituto de Comercio Exterior (ICEX) "tiene que hacer un esfuerzo", dijo.

Iranzo cree que "nos espera un año y medio complicado", aunque estima que en el primer trimestre de 2010 "volveremos a crecer". No obstante, para llegar a crecimientos del 3% del PIB, como venía haciéndolo España antes de la crisis, "hay que tomar más medidas".

 

Etiquetas:cochesconcesionarioscrisisFaconauto