Home

Diario YA


 

manifestaciones en Francia, España y Portugal

Los sindicatos dan un toque a ZP

Redacción Madrid. 6 de marzo.

   La Confederación Europea de Sindicatos ha convocado para el 14 de mayo manifestaciones en Francia, España y Portugal para protestar por la actual crisis económica, según anunció el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo. A esta cita hay que agregar la tradicional del 1 de mayo. Toxo aprovechó, además, para asegurar que su sindicato no contempla actualmente una huelga general.

   En rueda de prensa junto después de reunirse por espacio de una hora con el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, en la sede de la coalición de izquierdas, Toxo indicó que CCOO va a estar "muy pegada" a los que sufren de manera más directa la crisis, y agregó que va a "priorizar el diálogo social".

   "Con UGT hemos diseñado un programa de movilizaciones sociales y debates en las empresas. Hoy no contemplamos otro modelo de movilizaciones distinto. Esperamos que el 1 de mayo los trabajadores salgan a la calle a defender sus intereses y contra la situación actual, igual que el día 14 en esa otra gran manifestación", expuso.

   Toxo reconoció que CC.OO. "no descarta" otras medidas, pero insistió en que "hay fórmulas" -en referencia a la huelga general- que deben estar reservadas a situaciones "especialmente graves, a las que se llegaría si por ejemplo salieran adelante algunas de las propuestas de las organizaciones empresariales". "Eso sí sería determinante para un salto cualitativo en las formas de movilización que contemplan los sindicatos", señaló.

   Cayo Lara, por su parte, explicó que IU apoyará todas las movilizaciones que hagan los sindicatos, siempre "respetando profundamente" lo que decidan en general, y sobre una hipotética huelga general en particular. Eso sí, avisó de que las movilizaciones se incrementarán si el "deterioro sigue y el Gobierno continúa mirando hacia otro lado".

   En este sentido, el líder de IU explicó que en la reunión con la delegación del sindicato constataron una serie de coincidencias en el análisis de la crisis y de posibles soluciones. Toxo recalcó el "ambiente de coincidencia amplia sobre la situación del país desde el punto de vista económico y social".

   "Ambos coincidimos en la necesidad de plantear la crisis como una oportunidad para la transformación del modelo productivo español, puesto que la salida a la situación que atraviesa el país no se puede producir con el actual modelo, que está teniendo efectos demoledores sobre el empleo", señaló Toxo.

   Asimismo, el líder sindical agregó que la crisis no puede provocar deterioro en las condiciones laborales y de protección social de los trabajadores, por lo que es necesario dar un impulso a los sistemas públicos de Seguridad Social, para una "adecuada distribución de la riqueza".

   Toxo apostó por políticas públicas para hacer frente a la crisis, y apuntó que la Ley de Dependencia debería estar llamada a jugar un papel importante en la actual coyuntura, tanto en aspecto social como en el del empleo, puesto que hay ahí 300.000 puestos de trabajo que "ahora vendrían muy bien".

   Valoró también la conveniencia de dar un impulso al sistema educativo por una "mayor calidad" y por la correspondencia del sistema con las necesidades del mundo. Así, afirmó que la Formación Profesional (FP) no puede seguir siendo el "refugio del fracaso" escolar, sino que debe conectar más con el mundo de la empresa.

   Junto a estas medidas coyunturales, indicó que el sindicato e IU coinciden en la necesidad de construir vivienda pública, así como de movilizar los recursos disponibles -localizados en la capacidad de endeudamiento o una reforma fiscal- al servicio de la economía productiva.

   Sobre el paquete de medidas aprobado hoy por el Consejo de Ministros, se mostró en contra de la reforma del contrato a tiempo parcial, de que se bonifique a las empresas que hacen EREs, y de que se usen derechos de los trabajadores para beneficiar a las empresas.

   Por contra, sí vio favorablemente el sostenimiento de las prestaciones por desempleo, la reposición a trabajadores afectados por un ERE, que las pequeñas y medianas empresas reciban una línea de crédito, así como el aplazamiento de las cotizaciones a la Seguridad Social como financiación indirecta.

   Cayo Lara incidió en el "deterioro social importante" que está sufriendo el país, y "que las medidas del Gobierno no están resolviendo". "De no adoptar medidas serias esto va a continuar y económicamente es muy peligroso", subrayó.

   Criticó que en los últimos años se haya "adelgazado" al Estado con reformas fiscales, 'los 400 euros de Zapatero' y la suspensión del Impuesto de Patrimonio. Frente a esto, recordó el Plan presentado por IU hace unas semanas para incentivar el empleo, y que fue remitido por carta al Gobierno, al igual que a los sindicatos, para convocar encuentros como el de hoy entre la coalición y CC.OO.

   Aunque reconoció que no han tenido respuesta por parte del Gobierno a esta misiva, esperó que el presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tenga la "deferencia" de contactar con ellos, ya que el Plan podría "ayudar" a solucionar aspectos de la situación económica.

 

 

Etiquetas:crisisdesempleoparoZP