Home

Diario YA


 

presidente de la asociación española de banca

Miguel Martín dice que la banca española es "un árbol sólido"

Redacción Madrid. 23 de marzo.

El sistema financiero español es "un árbol sólido" pero puede necesitar la poda de alguna "rama seca". Si se sanean "con anticipación, transaparencia y disciplina, saldrá adelante", teniendo presente que cada entidad débil o sin futuro que subsista "no añade nada, sino que resta".

Así lo aseguró el presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), Miguel Martín, quien afirmó que sólo existirían riesgos "catastróficos" si la economía mundial se hunde, algo que "no va a ocurrir" gracias a la acción de los gobiernos. Martín inicidió en que, si se realizan inyecciones de capital a algunos bancos, tendrán que hacerse con "absoluta disciplina", porque "no pueden ser un regalo" y señaló que la creación de un banco público no serviría de nada si no mejora la asignación de recursos, e incluso podría perjudicar la salida de la crisis.

Martín, que participó en el Encuentro Financiero 2009 organizado por el Foro de la Nueva Economía, incidió en la necesidad de no colapsar el sistema financiero español, de aprender de los errores de otros países y huir de las medidas adoptadas "caso a caso, sin explicar y poco transparentes".

"Desconfío de soluciones que son genialidades que a alguno se le ocurren", señaló, tras defender que para hacer frente a la crisis es necesaria una respuesta "global y explicada" y huir de medidas elaboradas "caso a caso" y poco transparentes". Martín, quien matizó que no cree que exista riesgo de que el Ejecutivo realice una intervención poco transparente sobre alguna entidad, aseguró que tanto el ministerio de Economía como el Banco de España tienen perfecta idea de como abordar los problemas,aunque puso un pero a su actuación, la necesidad de explicar mejor a la sociedad las medidas que están adoptando.

El presidente de la patronal bancaria destacó que España tiene los procedimientos necesarios para hacer frente a los problemas, en alusión al Fondo de Garantía de Depósitos, al que tendrán que acudir las entidades que no puedan hacer frente al aumento de la morosidad, que seguirá subiendo, apuntó.

Martín se refirió también a la posibilidad de que el Gobierno esté actuando gota a gota al abordar la crisis bancaria para afirmar que "el gota a gota es para enfermos terminales y no estamos en esa situación".

COMPROMISO CON EL CREDITO

El presidente de la AEB aseguró además que todos los bancos tienen el compromiso de "tirar del carro y arrimar el hombro" para salir de la crisis lo que se traduce en su disposición a dar créditos, un compromiso "interesado", por ser la base de su negocio. Así, afirmó que las entidades harán todo lo posible para que las líneas de financiación del ICO sean un éxito, aunque hay que diferenciar entre las empresas solventes y las que no van a sobrevivir, puntualizó.

Martín, quien afirmó que los españoles tenemos "poco que aportar" para solucionar un desastre financiero internacional que no tiene nada que ver con nuestro el modelo bancario, advirtió que España no saldrá de la crisis hasta que no lo hagan Estados Unidos y la UE e incidió en que la solución a los problemas "no es menos euro, sino más euro". Destacó además que, en el caso español, la exposición a la crisis es mayor por el alto endeudamiento, que deberá reducirse de forma ordenada porque si no "muchas empresas y familias van a sufrir".

Martín apuntó también que las entidades españolas ni se plantean congelar el sueldo de sus empleados, al estar obligados al cumplimiento de los convenios plurianuales, mientras que en el caso de los directivos, se está a la espera de lo que decida el G- 20, aunque se mostró convencido de que sus conclusiones coincidirán con lo que ya se aplica en España.

Por su parte, el director general del Servicio de Estudios del Banco de España, Jose Luis Malo de Molina, aseguró que el desafío más importante para España es "preservar la solidez del sistema financiero", porque si se debilita seriamente "la financiación de la economía se resentirá". Malo de Molina, quien vaticinó que el crecimiento del crédito será nulo o incluso negativo en los próximos meses, incidió en la solidez con que la banca española ha hecho frente a la primera oleada de la crisis pero admitió que no es inmune a los problemas.

Enrique garcía Candelas, director de banca comercial en España del Santander, aseguró en que el sistema financiero español es "parte de la solución, no del problema", mientras que Juan Asúa, director de España y Portugal del BBVA afirmó que no se descarta la posibilidad de que se den problemas de solvencia en algunas entidades si la recesión es dura, pero afirmó que el Banco de España tiene instrumentos como el Fondo de Garantía para solucionarlo.
 

Etiquetas:bancacrisis