Home

Diario YA


 

El próximo marzo tendrá lugar el primer examen en Madrid para 15.000 porteros de locales de ocio

Por fin se regularizarán los porteros de discotecas


Redacción Madrid. 14 de enero. La Comunidad de Madrid ha fijado para el próximo 14 de marzo la celebración de la primera prueba de conocimientos que han de superar los 15.000 porteros que se estima que controlan las entradas de bares y discotecas en la región para obtener así la certificación que les facultará para ejercer el control de acceso en los locales de ocio nocturno de la región.

   Aunque no es obligatorio que los propietarios de las discotecas cuenten con controladores de acceso en su entrada, si los tienen pero no cuentan con el carné acreditativo, a partir el 5 de abril podrán ser multados por la Policía con sanciones muy graves de hasta 5.000 euros, incluida la posibilidad de clausura del establecimiento.

   Así lo ha anunciado hoy el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, que acudió a la Academia de Policía Local para detallar las actividades formativas que se desarrollarán este año. Granados recordó que estas medidas parten del decreto aprobado el 29 de diciembre, en el que se incluye un proceso transitorio de tres meses para su entrada en vigor con el objetivo de que los porteros se formen y los dueños de las discotecas tengan tiempo para contratarlos.

   Asimismo, explicó que para obtener el certificado acreditativo será necesario superar dos pruebas, una de conocimiento y otra psicológica. El test de conocimiento consistirá en un cuestionario de 50 preguntas sobre derechos y deberes fundamentales de la Constitución Española, nociones básicas de delitos contra las personas y contra la libertad y seguridad, la comisión del deber de socorro, atentado o falta de respeto a la autoridad o sus agentes así como delitos contra la salud pública.

   Además, los aspirantes deberán conocer cuestiones sobre la tenencia de armas, sobre el derecho de admisión y libro de reclamaciones, horarios de establecimientos públicos, las limitaciones a la oferta de bebidas alcohólicas y tabaco, la protección de menores de edad y nociones básicas sobre salvamento, prevención y extinción de incendios.

REQUISITOS, PLAZOS Y DOCUMENTACIÓN

   Los interesados en obtener la certificación necesaria para ejercer funciones de control de acceso a locales de ocio en la región a partir del mes de abril, deberán presentar las solicitudes para participar en estas pruebas de selección, antes del 28 de enero, en el Registro de la Academia de Policía Local, el de la Comunidad de Madrid (ubicado en Gran Vía, 3) y en los diferentes registros de las Consejerías. En estos puntos se podrá recoger también el impreso Modelo 30, para el ingreso del pago de la tasa de derechos de examen.

   Esta solicitud, que podrá recogerse en los registros anteriormente citados, deberá ir acompañada de fotocopia compulsada del DNI o tarjeta de residencia y permiso de trabajo en vigor, así como el documento que acredite el ingreso de la tasa por derechos de examen.

   Además, el consejero insistió en que los aspirantes, que estima en 15.000, han de cumplir una serie de requisitos generales como ser mayor de edad, tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o estar en posesión del permiso de residencia y trabajo, y carecer de antecedentes penales.

   Terminado el plazo de presentación de solicitudes, que comienza el comienza el lunes y terminal el 28 de enero, la lista de admitidos y excluidos se publicará en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid en el plazo máximo de un mes. Los aspirantes excluidos dispondrán entonces de un plazo de diez días hábiles para subsanar el defecto que haya motivado su exclusión.

   Granados anunció también que tras la celebración de las pruebas, por las que se pagará una tasa de 60 euros, se publicará la lista de aspirantes aptos, que se mostrarán en los tablones de anuncios de la Oficina de Atención al Ciudadano y en la Academia de Policía Local, entre otros lugares. La Academia de Policía Local dictará resolución declarando los aspirantes que han superado las pruebas. Incluso, si el número de solicitantes rebasa lo esperado, se podrá establecer una nueva convocatoria de exámenes.

   Después, los aspirantes que hayan superado las pruebas deberán presentar, en la Academia de Policía Local, el certificado de registro de penados y rebeldes del Ministerio de Justicia y una declaración jurada o promesa de carecer de antecedentes penales en el extranjero, ya que con ellos no podrán ejercer como controladores de accesos. Tras la comprobación oportuna y en un 10 días hábiles, la Academia de Policía Local expedirá las certificaciones acreditativas individuales, que deberán ser recogidas en sus instalaciones.

   La validez del 'carné' de portero será de cinco años. Pasado este tiempo, podrán renovarlo, sin coste alguno y sin volver a pasar otro examen, siempre y cuando sigan manteniendo el permiso de trabajo en vigor y no tengan antecedentes penales. Los 'puertas' que no lleven la acreditación visible, que les facilitará la Academia, o incumpla alguno de los supuestos de la normativa quedarán inhabilitados para ejercer esta profesión.

"NO ES LA PANACEA" ANTE LA INSEGURIDAD QUE SUFRE MADRID

   El consejero de Interior recordó que, según el decreto aprobado el diciembre, los porteros de discoteca sólo podrán realizar funciones de controlador de accesos, y no podrán realizar labores de seguridad dentro o a las puertas de los locales, competencia exclusiva de las diferentes Policías y de los vigilantes de seguridad contratados. Eso sí, estos vigilantes podrán ejercer labores de controlador de accesos sin pasar el examen de porteros, ya que su formación así lo acredita.

   "Nosotros instaremos a las diferentes policías de la región que hagan cumplir ese decreto en lo que se refiere a la posesión de esa acreditación para los porteros y que hagan hincapié en que estas personas no pueden realizar labores de seguridad", señaló Granados, al tiempo que confesó que este nueva normativa seguramente incremente el número de llamadas a la Policía.

   Granados consideró que el decreto "no es la panacea" a los problemas de inseguridad que sufre la región "porque la mayor receta para atajarlos es la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. "Esto es una aportación adicional, un granito de arena".

   No obstante, el consejero señaló que el decreto va a impedir que haya personas con antecedentes penales en las discotecas, va a permitir elaborar un censo y un listado de los mismos, "información que le vendrá muy bien a la Policía, hasta ahora incapaces de identificarles cuando hay problemas". Además, señaló que los porteros ya no podrán trabajar 'en negro' y tendrán que estar afiliados a la Seguridad Social para poder ejercer como tales.

 

Etiquetas:locallocales de ocio