Home

Diario YA


 

Las obras han durado ocho meses y han costado 16,5 millones de euros

Reabre el antiguo intercambiador de Moncloa

Redacción Madrid. 26 de diciembre.

   El antiguo intercambiador de Moncloa, en obras durante ocho meses para su remodelación, reabre sus puertas públicamente hoy, beneficiando así a los más de 360.000 usuarios de esta infraestructura que diariamente pasan por la zona, según anunció esta semana la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

   Aguirre, que inauguró el pasado martes la nueva instalación junto con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, explicó que esta inauguración pertenece a la segunda fase de un plan de intercambiadores, mediante el cual se construyó e inauguró el pasado mes de febrero uno nuevo en Moncloa con conexión con este primero, el más antiguo de la capital construido en tiempos de Joaquín Leguina.

   Las obras han contado con una inversión de 16, 5 millones de euros, y ha supuesto habilitar 14 nuevas dársenas de autobús. Así, la ampliación del intercambiador y la mejora de las antiguas instalaciones suman un total de 34 dársenas que permiten dar acogida a 47 líneas de autobuses interurbanos, conectar con 19 líneas de la EMT, así como con las líneas 3 y 6 de Metro, de forma que se triplica la capacidad de este intercambiador.

   La presidenta explicó que esta actuación incluye nuevas mamparas de separación entre la zona de espera y los autobuses, dársenas tipo aeropuerto, así como mejores condiciones de climatización, iluminación y protección contra incendios. Asimismo, se han cambiado las escaleras mecánicas para mejorar los movimientos en el interior del intercambiador, y se han habilitado nuevas escaleras de emergencia desde la zona comercial.

   Igualmente, se ha abierto un nuevo túnel de salida, que "ha permitido que el servicio de autobuses funcione con mayor fluidez", señaló Aguirre, quien añadió que este nuevo túnel mejora el funcionamiento del intercambiador y evita los embotellamientos de autobuses a la salida de Moncloa, ahorrando 83 horas diarias.

   Esta nueva infraestructura, de 200 metros de longitud y uso exclusivo para autobuses, permite la salida directa hacia la carretera de La Coruña (A-6), por lo que beneficia a los vecinos que cojan este medio de transporte para ir dirección a Majadahonda, Las Rozas, o Villalba.

   El proyecto se ha completado además con la construcción de un tercer carril más de 350 metros a la salida del nuevo túnel para evitar que el subterráneo funcionara como un cuello de botella.

5.000 AUTOBUSES MENOS EN SUPERFICIE

  Por su parte, el alcalde de Madrid explicó que la ampliación del intercambiador permitirá suprimir un total de 5.000 autobuses de la superficie porque, entre otras cosas, se incluirán en esta infraestructura subterránea las cinco terminales del paseo Moret. "Además, los autobuses estarán conectados bajo rasante en nivel 1 con la zona de ampliación para evitar atascos en superficie", indicó.

   También se ha llevado a cabo la conexión peatonal de las tres islas de autobuses desde el vestíbulo de Metro en el nivel 2. "El transporte público es importante porque Madrid está saturado", añadió Gallardón, quien recordó que aunque la capital está "capacitada" para acoger a todos, diariamente hay un millón de personas que acuden a la ciudad y que si lo hacen con coche, los problemas para la circulación se incrementan.

   "Madrid tiene capacidad para circular y aparcar pero no con un millón de vehículos más", indicó el alcalde, quien recordó la apuesta de su Gobierno por fomentar este tipo de transporte en detrimento del vehículo privado, y su apoyo a la remodelación y construcción de nuevos intercambiadores.

   En este caso, indicó que se podrán ahorrar 300.000 vehículos privados teniendo en cuenta que en cada coche viaja de media 1,2 personas y que el intercambiador de Moncloa acoge a unos 360.000 usuarios.

TRABAJO PARA 30.000 PERSONAS

   El alcalde señaló que este proyecto junto con otros acordados en las últimas semanas, como el acuerdo alcanzado hoy con el Ministerio de Fomento en la 'Operación Chamartín', o el correspondiente firmado con el Estadio Vicente Calderón, que dejará su actual emplazamiento para dar vía libre a la construcción de viviendas en estos terrenos, generarán empleo para más de 30.000 personas.

   Así, también recordó la firma con el Ministerio de Interior para urbanizar los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel y la construcción de la nueva sede del BBVA en la zona norte, operaciones, que, en su opinión, "van a hacer frente a los momentos de crisis económica" que atraviesa la ciudad en particular y el país en general.

   "Estas actuaciones han generado dinamismo y van a permitir que las administraciones públicas den respuesta a la crisis económica", apostilló, al tiempo que aludió a la inversión aprobada ayer por el Consistorio para seguir trabajando y generando empleo, apoyada por el Fondo Estatal de 8.000 millones dirigidos a municipios. 

 

Etiquetas:localtranportestransportes públicos