Home

Diario YA


 

Según datos publicados por Alfio Bardolla Training Group

Seis de cada diez españoles considera la inversión inmobiliaria la mejor forma de ahorrar e invertir para un futuro

Según datos publicados por Alfio Bardolla Training Group (www.alfiobardolla.es) durante el segundo semestre de 2021 la inversión inmobiliaria aumentará entre particulares hasta un 20% en España.

En una reciente encuesta realizada, 6 de cada 10 españoles considera la inversión inmobiliaria la mejor forma de ahorrar e invertir para un futuro, sin embargo la realidad económica actual impide a la mayoría poder realizar esta inversión. Una tendencia que cambiará ligeramente en los próximos meses del año.

Alfio Bardolla, experto en finanzas personales y fundador de Alfio Bardolla Training Group, empresa cotizada en la bolsa italiana y con miles de alumnos por Europa publica una guía con las 5 reglas de oro para no arruinarse invirtiendo como particular en el mercado inmobiliario.

1.- El dinero se hace al comprar una casa, no al vender

Se trata de la regla de oro a la hora de hacer inversiones inmobiliaria. Según explica Alfio Bardolla, "Si compras con un descuento, nunca te equivocarás.  Puede que no compre la propiedad más líquida del mundo, pero cuando surja la oportunidad para revenderla ese descuento ampliará la oferta que recibas por el inmueble"

Por el contrario, si compras con poco descuento o a precio de mercado porque "tanto sube el mercado" te encontrarás con que el margen de beneficio será menor y por lo tanto conseguirás menos revalorización.

2.- Aprender a negociar el precio de la propiedad

La negociación de un inmueble es un concepto que se perfecciona con experiencia y con el paso del tiempo. Sin embargo Bardolla apunta a un consejo fundamental a la hora de comenzar a valorar un inmuebles, "Nunca se debe dar el precio primero".

Es una regla general que funciona en todas las ocasiones de venta, no solo con inmuebles. El primero que mencione un precio, eventualmente perderá.

La misma propiedad puede valer precios muy diferentes (arriba o abajo dependiendo de si está vendiendo o comprando) y esto dependerá de la capacidad para negociar.

Las inversiones inmobiliarias son un negocio que tiene que ver con la deuda. Invertir en bienes raíces con su propio dinero frustra los beneficios de este tipo de inversión. Así que siempre trate de comprar con el menor dinero posible.

Bardolla recomienda comenzar siempre una negociación con una oferta muy baja para rebajar las expectativas y a partir de ahí ir subiendo hasta realizar una oferta final.
 

3.- En bienes raíces el capital antes, el flujo de caja después

El flujo de caja es la buena salud de un negocio. Se puede tener un negocio rentable, pero si el flujo de efectivo es negativo, fácilmente terminará con graves problemas económicos que harán inviable el futuro del negocio.

Con los bienes raíces, el flujo de caja se hace "poniendo en los ingresos", el alquiler.

4.- La inversión inmobiliaria de su vida sucede cada semana

El negocio inmobiliario siempre existe, en cada período de mercado y en cada mercado. En todo caso, el problema es encontrarlos. Pero para empezar a encontrarlos hay que empezar a creer que están ahí.

Hoy en día con la facilidad que brinda el acceso a Internet, a portales inmobiliarios, y en definitiva a cualquier propiedad a la venta, sólo es una cuestión de tiempo y dedicación detectar las oportunidades que existen en el mercado.

Según un estudio realizado por Bardolla, en España existen más de un 25% de casas con un precio al menos un 30% por debajo de su precio real. Es decir con un descuento que las convierten en oportunidades rentables y con posibilidades reales de financiación.

5.- Enamorarse del trato, no de la propiedad

Por último el experto explica que a menudo sucede que se encuentran propiedades que gustan mucho y por lo tanto se pierde la objetividad respecto a la rentabilidad de la oportunidad de inversión. Esto es un reto al que se enfrentan todos los inversores particulares sin embargo hay que ser lo más objetivos posibles a la hora de invertir en un inmueble y acudir al que mayor beneficio otorgará al final.

Alfio Bardolla lo explica así, "Nunca es la propiedad la que hace dinero, el ladrillo no se pone en el banco. Por este motivo hay que fijarse sólo en la oportunidad de inversión, en el trato que se va a firmar para adquirir el inmueble".