Home

Diario YA


 

Los mayores ciberataques que causaron estragos en la economí

El pasado mes de mayo, un ciberataque afectó al Oleoducto Colonial de Texas y dejó sin servicio a gran parte del Estado para poder suministrar diésel y gasolina a toda la región. Este oleoducto es responsable del transporte del 45% del combustible utilizado por los aviones de la costa Este estadounidense, por lo que su paralización debido al ciberataque forzó a Texas a declarar el estado de emergencia para facilitar el transporte del combustible por otras vías.
Esta emergencia nos recuerda una vez más que nadie se encuentra a salvo de los ciberataques si no se adoptan las medidas adecuadas para proteger los sistemas informáticos. Vamos a repasar entonces algunos de los ciberataques más importantes de la historia en función de las pérdidas económicas que causaron.

Asegúrate de proteger tus equipos
A la vista de los ciberataques que te presentaremos a continuación, ten presente la importancia de proteger adecuadamente tus equipos informáticos y tus archivos utilizando herramientas de ciberseguridad como un gestor de contraseñas, un antivirus y una VPN que es sistema con el que vas a poder encriptar todos los datos que envías o recibes desde tus dispositivos para impedir su lectura por parte de terceros, incluso si te conectas desde redes vulnerables como las de los hoteles o las cafeterías.
Ahora sí, vamos a revisar algunos de los peores ciberataques de la historia.

Wannacry - 2017
El Wannacry fue un ciberataque que supuso pérdidas incuantificables para cientos de miles de empresas y personas particulares. Se trató de un ataque de ransomware perpetrado en 2017 que paralizó a miles de empresas, colándose a través de una vulnerabilidad en un parche de seguridad. El daño podría haber sido mucho peor si Marcus Hutchins no hubiese descubierto una clave en el código que permitía detenerlo.

Conficker – 2008
Aprovechando una filtración en Windows Server, Conficker fue un malware que infectó a más de 10 millones de equipos en todo el mundo, afectando instituciones críticas como hospitales, administración pública, fuerzas armadas y mucho más. Microsoft llegó a ofrecer una generosa recompensa para quienes contribuyeran a identificar a los creadores de esta amenaza.

Petya – 2016
Antecesor del Wannacry, el Petya fue un ransomware que surgió en 2016 e infectaba los equipos a través de un documento PDF malicioso. Afectó seriamente a una amplia variedad de instituciones, incluyendo una naviera danesa, y en 2017 atacó de nuevo bajo una nueva forma conocida como ‘NotPetya’ que causó auténticos estragos, ya que ni siquiera desencriptaba los archivos encriptados tras pagar el rescate.

ILoveYOU
Un gran antecesor histórico de todos los malwares que hemos visto fue el ILoveYOU, un virus de comienzos de los 2000 que llegó a infectar más de 60 millones de equipos en todo el mundo a partir de un correo electrónico que se hacía pasar por una carta de amor. Su coste económico global está estimado en cantidades superiores a los 1.000 millones de dólares, y, lo que es peor, sentó un peligroso precedente para las décadas siguientes.

¿Qué hacer si tu equipo resulta infectado por un ransomware?
Si tu equipo resulta infectado por un ransomware como algunos de los que hemos visto en esta lista, es importante que no pagues el rescate, ya que no solo estarás alentando a los hackers a continuar atacando, sino que además ni siquiera tienes la garantía de que el pago libere tus archivos, como ocurrió con el NotPetya. En lugar de esto, ponte en contacto de inmediato con las autoridades de tu país, y, para prevenir mayores daños, recuerda mantener siempre una copia de seguridad actualizada de tus archivos desconectada de la red.